Buscar

El Yoga es una disciplina práctica.



Para mí, el yoga, principalmente y ante todo, es una práctica para la mente.


Contrario a lo que muchos creen, yoga no es sólo hacer posturas locas con el cuerpo, pararse de manos o ponerse los pies detrás de la cabeza tipo Circo del Sol.


El Yoga como disciplina, se compone de muchas herramientas o técnicas prácticas que nos enseñan a dominar todos los aspectos de nuestras vidas para lograr el éxito y la realización de nuestro máximo potencial.


“Es un conjunto de 8 técnicas que sin son aplicadas de forma práctica y perseverante, desarrollan un estado ideal de plenitud en el individuo” Patanjali.


En su sentido más básico, es una disciplina práctica que realizamos para ayudarnos a permanecer anclados con consciencia en el presente, calmar la mente y liberarla de sufrimientos, limitaciones y juicios, para descubrir nuestro verdadero potencial.



Para no extenderme con conceptos que quizás te suenen profundos, te voy a hablar de las 3 herramientas del yoga más conocidas y que más me han ayudado a lo largo de estos años de práctica:



Prana es energía vital / Yama es dominio, por lo tanto, “pranayama” se refiere al dominio de nuestra energía vital, el oxígeno que respiramos. Nuestra fuente directa de energía y vitalidad es la respiración. Cuando dominamos de forma consciente nuestra respiración, nos mantenemos anclados en el momento presente y podemos calmar la mente y nuestros pensamientos.



La respiración está en conexión directa con nuestro sistema nervioso, por ende también afecta nuestras emociones. Si tenemos miedo, la respiración se hace superficial, se acelera y se entrecorta. El sistema se prepara para el ataque y el sistema nervioso parasimpático se bloquea. Si por el contrario, algo nos alivia, respiramos profundamente y despacio.


Pedro Luis Otero en su libro ·El Yoga del Éxito· afirma que “Podemos modificar nuestro estado emocional cambiando conscientemente la forma de respirar”. Así que cuando sientas ansiedad, angustia, ira o vayas a tomar una decisión importante: tómate el tiempo antes de respirar profundo y calmar tu sistema nervioso. Podrás pensar mejor antes de actuar.


Nuestra vida es el reflejo de la calidad de nuestra respiración; si vivimos una vida agitada con estrés, lo más seguro es que nuestra respiración sea corta y rápida y de igual forma será nuestra vida (corta y rápida). Si por el contrario, nos enfocamos en respirar más y mejor, prolongando y profundizando nuestra respiración, prolongaremos también nuestros años de vida.


Hay muchos ejercicios de respiración, pero te invito desde ya a aplicar la respiración consciente, haciéndola más profunda y lenta en cualquier actividad cotidiana que hagas en automático como: cocinar, lavar los platos, manejar, ver tv, planchar, doblar la ropa, pintar, etc.



“Cuando entendemos que necesitamos mirar nuestras vidas con otros ojos, mover el cuerpo en distintas formas y posturas nos ayudan a cambiar de perspectivas y entender nuestras emociones” Eddie Stern.


La práctica de posturas físicas va ligada directamente con la respiración consciente, la mente está en el presente cuando sincronizamos respiración y movimiento.


Nuestros órganos, emociones, patrones de pensamientos y temperamento están interconectados. Al trabajar con nuestro cuerpo, trabajamos con nuestra mente, corazón y emociones al mismo tiempo



Los beneficios para la salud son infinitos: mejora la concentración, reduce el estrés y la ansiedad, desintoxica y limpia el organismo, fortalece el cuerpo y la mente. Liberamos bloqueos energéticos y mentales, estimulamos la secreción de serotonina (hormona del bienestar). Nuestros cuerpos reflejan actitudes mentales y nuestras mentes se reflejan a través de nuestra postura. Cambiar la forma del cuerpo automáticamente cambia la forma de nuestra mente, de nuestra actitud y nuestra voluntad, porque el cuerpo y la mente son una continuidad.


“Si durante nuestras posturas de yoga, logramos desarrollar la habilidad de respirar profundo, calmarnos internamente y silenciar la mente, estaremos desarrollando la habilidad del Yoga, la cual podremos aplicar en cualquier situación de crisis en nuestras vidas, alcanzando la paz interna que todos anhelamos” Pedro Luis Otero.