Buscar

Eleva tu energía, fortalece tu sistema inmune.



Estamos viviendo en tiempos extraordinarios.


Estas energías son intensas, confusas y pueden provocar todo tipo de emociones dentro de nosotros. Se nos está pidiendo que busquemos un poco de espacio dentro de nosotros.


Meditar o rezar en el silencio puede traernos paz y claridad.


Así como la Luna, tenemos fases en la vida. Las cosas cambian y nosotros también estamos cambiando siempre. Estos tiempos están llenos de muchos cambios y eso puede ser impactante para nuestras vidas. Recordar que hay más en el universo que la Tierra puede darnos alguna perspectiva refrescante y recordarnos que somos un microcosmos del macrocosmos que habitamos y que estamos hechos de pura energía.


Es totalmente aceptable estar en un espacio de miedo y ansiedad en este momento, nuestros instintos de supervivencia se activan. Lo más importante es aceptar nuestras emociones, cuidarnos, entender que hay situaciones que no podemos controlar ni cambiar (sólo elegir cómo reaccionamos a ellas), y aprovechar quiénes somos realmente: seres con potencial ilimitado.


Nos llegó el momento de alejarnos del mundo exterior y aprovechar lo interno. Ir hacia adentro y explorar el impacto que nuestra energía individual tiene en el colectivo. Podemos ser sólo un grano de arena, pero estamos aprendiendo que cada grano hace la diferencia. Somos parte de una conexión de energía universal y cada intención es importante.


Ahora es el momento de encarnar la frecuencia que deseamos ver en el mundo. Quizás sea amor, tolerancia, amabilidad o compasión. Tal vez sea salud, libertad, pasión o justicia. Cualquiera que sea la frecuencia que elijamos, a medida que esa energía fluye a través de nosotros, tal como la sentimos, existe en la Tierra. Ese es el poder del ser humano.


Nos llegó el momento de darnos cuenta que necesitamos fortalecer nuestro sistema inmune. Un sistema inmune fuerte está vinculado a una mente positiva, tranquila, receptiva, llena de gratitud y por lo tanto, capaz de manejar el estrés.


Como afirma Eddie Stern en su libro -One Simple Thing- “No hay distinción entre cuerpo y mente, es un todo continuo.


Cuando el cuerpo detecta el estrés, libera cortisol y adrenalina, que son neurotransmisores y hormonas que combaten la inflamación y nos ponen en estado de alerta, nos dan energía. A medida que el estrés se disipa, las hormonas se eliminan del torrente sanguíneo y se reabsorben en nuestras células o se expulsan a través de la orina.


Cuando se percibe un estrés constante o repetido, el cuerpo seguirá produciendo cortisol y adrenalina a un ritmo más rápido de lo que pueden eliminarse, lo que conduce a una acumulación de las hormonas del estrés en nuestro torrente sanguíneo. Es aquí cuando comienza a suceder el efecto contrario y el cortisol, en vez de ayudar a combatir las infecciones se vuelve tóxico y la inflamación aumenta.


Nuestro cuerpo bajo estrés no produce las enzimas digestivas que necesitamos para descomponer alimentos complejos, aumenta nuestro deseo por el azúcar y comidas confortantes como las harinas y los dulces. Nuestro sueño se perturba debido al exceso de adrenalina y cortisol, y la lista sigue…”


Los individuos impactamos al colectivo. Elevando nuestra energía, elevamos la energía de lo que nos rodea. Alimentarnos bien, evitar alimentos tóxicos e inflamatorios, respirar profundo, hacer ejercicio, yoga, meditar, sonreír, sentir amor y gratitud, elevará nuestra frecuencia vibratoria y nos ayudará a eliminar el exceso de cortisol y adrenalina del torrente sanguíneo, eliminar inflamación y por tanto, fortalecer nuestro sistema inmune.


Es momento de tratar de mantener la tranquilidad y la calma interior. Donde enfocas tu atención, va tu energía. Si estás poniendo tu atención en tus carencias, miedos, preocupaciones sobre un futuro incierto, noticias y gente que drenan tu energía... esa es la señal que estás mandando al universo y es lo que estarás atrayendo.


Mi consejo para ti: medita todos los días 5 minutos. Siéntate cómodo, cierra los ojos y respira… Observa y respira. Si viene un pensamiento sólo obsérvalo y regresa a tu respiración profunda. Siente en tu corazón amor y gratitud porque estás sano y vivo.


Todo lo que necesitas está dentro de ti. No hace falta nada más.


Eleva tu vibración. Escoge el amor sobre el miedo 💓


#RespirayFluye